CON CHINA EN EL CORAZÓN Y EN LA MENTE
2012/09/18

Angel Alfonso Puente Reyes

 

Resulta inverosímil conceptualizar los sentimientos que me sobrecogieron al llegar a la República Popular China, nación amiga que tiene la majestuosidad de recibir a sus visitantes sin que estos pudieren sentirse como extranjeros por un solo momento; con la facilidad de generar afecto y añoranza junto al deseo constante y generalizado, tanto de sus ciudadanos como de sus visitantes, de retornar al ¨ país del centro ¨. Cualquier aproximación con respecto a la idea que uno se puede forjar del famoso gigante asiático, sinceramente diré, se encuentra lejos de dar forma a la realidad.

 

La presente constituye una visión personal a consecuencia de los conocimientos adquiridos en mi calidad de asistente becado a dos seminarios internacionales organizados por el Ministerio de Comercio de la República Popular China y un seminario privado organizado por una reconocida firma de abogados en la referida nación extranjera; mismos que en suma me brindaron la posibilidad de vivir momentos enriquecedores en el ámbito profesional de una indecible relevancia.

 

La República Popular China fue fundada en el año 1949, con un territorio que cubre un área de 9.6 millones de kilómetros cuadrados, con una población superior a los 1,328 millones de habitantes en la cual convergen pacíficamente alrededor de 56 nacionalidades. Fue en el año 1978 que la República Popular China aplica la política de reforma y apertura, lo que involucra per se la implementación de acuerdos internacionales acompañados de un proceso sistemático de homologación en materia de legislación principalmente en los ámbitos económico y comercial.

 

Es imperativo rescatar los logros alcanzados a través de la planificación a largo plazo, elemento de trascendental contundencia en las políticas Chinas; principalmente, el denominado ¨ duodécimo plan quinquenal ¨ juega un rol primordial dentro del desarrollo y consecución de metas concretadas por la República Popular China. Verbigracia de lo anterior cada ciudad tiene una función específica por ejemplo Beijing como el centro Político; Shanghai como Centro Financiero; Shenzhen como centro tecnológico, por citar algunos ejemplos. Un elemento loable son los estándares implementados a nivel educacional, tendientes a cubrir una demanda nacional de gran volumen, pues existen más de 700,000 escuelas de diferentes tipos, terminando el noveno año obligatorio de educación básica el 95% de la población.

 

El desarrollo del Derecho lleva una estrecha correlación con el crecimiento económico, en primer lugar la Constitución de la República Popular China y el respeto a los derechos humanos que cada vez toma más protagonismo, así como también la posterior observancia a fin de establecer el sistema socialista con características Chinas, y al mismo tiempo cumplir con los tratados internacionales, como es el caso de los Acuerdos Bilaterales de Inversión que con 123 países China mantiene en la actualidad.

 

El desarrollo de la legislación comercial, en materia de propiedad intelectual y de competencia, buscan salvaguardar la Inversión Extranjera Directa realizada en la República Popular China, minimizando de este modo riesgos, presentando por añadidura un escenario de estabilidad política y económica, que son el reflejo de reformas que no solo se ajustan a la ideología de apertura, sino que también responden a los compromisos adquiridos con la Organización Mundial de Comercio. Presupuesto que en lo que atañe a derecho corporativo proporciona distintos tipos de vehículos legales para desarrollar negocios en China que van desde las ventas directas con compañías Chinas; el comercio con un agente comisionista; apertura de oficinas de representación; formación de joint ventures; empresas de propiedad total extranjera; hasta el desarrollo de franquicias.

 

En lo referente a Políticas de Inversión, la República Popular China, en su esfera nacional, se centra en promover la restructuración económica, incentivando el desarrollo del sector industrial, en especial el desarrollo de sus industrias claves como implementación de política nacional, de esta manera, se estimula el crecimiento de medianas y pequeñas empresas desarrollando el sector de la prestación de servicios. Paralelamente, en la esfera internacional se incentiva el aumento de compañías Chinas en el desarrollo de proyectos en el extranjero, así como también cooperación y participación técnica con países en el exterior a través de proyectos de Inversión Extranjera Directa buscando igualmente minimizar riesgos. En ambos casos, a través de planeación se concretan proyectos cuyo retorno de inversión se vuelve cada ves más atractivo y con propósito. En este mismo sentido, el desarrollo de zonas industriales, ferias internacionales y proyectos regionales, implica un escenario favorable para promover la inversión de compañías extranjeras en territorio local buscando, perfeccionar negocios en áreas específicas.

 

En relación con el párrafo precedente es significativo rescatar el caso de la Exposición Internacional Horticultural Xi'an 2011 (ExpoXi'an), en la cual promoviendo el sector agrícola y construcción nacional, desarrolló también el turismo en una específica jurisdicción. El sector industrial de Shenzhen, por ejemplo, catapultó a la referida ciudad para convertirse en el centro tecnológico de China, ciudad que en la actualizad junto con Xi'an, Nanning, Nanchang, Heyuan y Harbin es la sede del proyecto denominado ¨ China South City ¨; el mismo que busca ser una plataforma de negocios en zonas periféricas no desarrolladas, pretendiendo la auto sustentación y provisión de sistemas logísticos, que persiguen el desarrollo de distintos tipos de industrias o servicios, con propósitos específicos en determinados sectores. Éste ultimo proyecto se asimilaría al proyecto Yachaya, futura Ciudad del Conocimiento en la República del Ecuador.

 

En toda manifestación relacionada con la República Popular China se encuentra inmerso el ámbito cultural y de relaciones, a diferencia de otras naciones donde prima el capital o la política; considero que para China prima la persona. Lo anterior se puede evidenciar en los escenarios pasados que el Ecuador ha vivido, principalmente la intervención de potencias en nuestra soberanía nacional y en la economía, asunto que nunca se deberá repetir y de hecho esta lejos de suceder con China pues nunca en la historia del mundo ha sucedido que un gigante se pueda sentar con un pequeño a negociar, en igualdad de condiciones. Ese considero es el pensamiento Chino.

 

Actualmente China mantiene una enorme reserva de miles de millones de dólares americanos, siendo un asunto importante el canalizar esos activos de modo que generen un retorno superior minimizando riesgos. Paradójicamente esos activos no necesariamente se encuentran mejor colocados en las economías del primer mundo por la volatilidad de los mercados; sino que, en contra de toda ¨ lógica ¨, son los países en vías de desarrollo una oportunidad conveniente para alcanzar dichos objetivos, en concordancia con las políticas de inversión extranjera directa en distintas jurisdicciones.

 

Las relaciones de la República del Ecuador con la República Popular China han sido inmejorables durante los últimos años; acierto que el Gobierno de Rafael Correa Delgado ha implementado, ya que una gran potencia con un gran poder tecnológico y económico como es China, resulta ser un socio clave para un país en vías de desarrollo como es el Ecuador, el mismo que carece de tecnología y recursos financieros para desarrollar proyectos en los sectores hidroeléctrico, petrolero, minero, y de infraestructura para el Estado. Estas alianzas han fortalecido considerablemente los procesos de conocimiento mutuo, concretándose, como resultado de lo anterior, posibilidades evidentes de negociación y desarrollo de proyectos en los ámbitos estratégicos. Es éste, definitivamente, el momento de proseguir estos acuerdos de cooperación y entendimiento mutuo, buscando oportunidades más certeras, que a largo plazo sigan fortaleciendo el desarrollo de negocios y acuerdos comerciales con China, en base a una estructura ganar-ganar con un Gobierno Chino abierto a la negociación.

 

Además la República Popular China es para el Ecuador un valioso socio comercial en cuanto se refiere al área petrolera, ya que nos ha brindado financiamiento para manejar la economía del país en tiempo de crisis, por lo que hoy encontramos al Ecuador en otro escenario; con una economía sana; con fuentes de trabajo importantes; posibilitando al gobierno Ecuatoriano afrontar la crisis mundial con gran éxito, a tal punto que los gobiernos europeos, que tienen una crisis profunda, ven al Ecuador como un modelo a seguir. Éste es un hecho atípico y que nos llena de orgullo.

 

Se puede colegir de todo lo expresado que prolongar el intercambio económico y comercial entre China y Ecuador nos permitirá ver el futuro con mucha más tranquilidad y optimismo. Lo trascendental en conocer China es entender el valor que posee la cultura y las relaciones interpersonales, premisas que constituyen el valor agregado en las negociaciones al momento de buscar mejores condiciones contractuales para ambas partes; motivo suficiente para continuar con este proceso de intercambio con nuestro hermano mayor la República Popular China.

 

 

Angel Alfonso Puente Reyes,abogado, socio de Puente Reyes & Galarza Attorneys At Law. Participó en el Seminario de Inversión Comercial y Control de Riesgo auspiciado por el Ministerio de Comercio de China el mayo del año 2012 en Beijing.

Embajada de la República Popular China en la República del Ecuador