Página Principal > Noticias
La Delegación China Refuta las Acusaciones Injustificadas de Estados Unidos en su Discurso del Debate General de la Asamblea General de la ONU

2019-09-25

El 24 de septiembre de 2019, hora local, la delegación china asistió a la 74ª sesión de la Asamblea General de la ONU y refutó las acusaciones injustificadas de Estados Unidos contra China en el debate general señalando que la parte estadounidense ignoró los hechos básicos en su intervención y China se opuso firmemente a ello.

La delegación china señaló que en los últimos 40 años, China se ha adherido a la reforma y la apertura, se ha adherido al camino del socialismo con características chinas, logrando éxitos que han llamado la atención de todo el mundo. Los 800 millones de chinos se han librado de la pobreza con una contribución de más del 70% a la reducción de la pobreza en el mundo. China se ha convertido en la segunda economía más grande del mundo y en el mayor país de comercio de bienes. Desde 2002, se ha convertido en el motor que ha impulsado el crecimiento de la economía mundial con la tasa de contribución de casi el 30%, y. Como el país en desarrollo más grande, China ha sido el primero en alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU y también está a la vanguardia del mundo en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y en cara a los desafíos del cambio climático. Estos logros no se han conseguido con facilidad, sino se han conseguido con el arduo trabajo del pueblo chino.

Como el país en desarrollo más grande, China se ha comprometido firmemente a implementar los compromisos asumidos por ingresar en la OMC, incluidos los aranceles, el comercio de servicios, los derechos de propiedad intelectual y la transparencia, y a cumplir las obligaciones de la OMC. La adhesión de China a la OMC no ha causado pérdida a ningún país, sino al contrario, el mundo se ha beneficiado del gran mercado de China. No existe el llamado daño a los intereses de otros países.

China observa las normas de la OMC, cumple activamente las obligaciones de tratados internacionales relacionadas con los derechos de propiedad intelectual y trata por igual y sin discriminación los derechos de propiedad intelectual de las empresas nacionales y extranjeras. El año pasado, el volumen de importación de propiedad intelectual de China fue de 35.800 millones de dólares, ocupando el cuarto lugar en el mundo. No hay ninguna ley en China que obligue a los inversores extranjeros a transferir tecnología. La Ley de Inversión Extranjera de China recientemente promulgada prohíbe explícitamente el uso de medios administrativos para forzar la transferencia de tecnología. Esto no solo es la necesidad de que China cultive un entorno empresarial y un ambiente innovador de primera clase, sino también es el requisito inherente para que la economía china logre un desarrollo de alta calidad.

La parte estadounidense provocó unilateralmente una guerra comercial contra China, violando las reglas de la OMC, no solo perjudicando los intereses de China, sino también interrumpiendo el normal orden económico y comercial internacional, que tendrá un impacto en la economía mundial decreciente. China no quiere hacer la guerra comercial, pero nunca cederán en cuestiones de principio. Las dos partes deben encontrar soluciones mutuamente aceptables a través del diálogo y la consulta equitativa.

Los asuntos de Hong Kong son asuntos internos de China y no pueden estar sujetos a ninguna interferencia externa. El gobierno chino implementa las políticas de "un país, dos sistemas", " Hongkoneses gobiernan Hong Kong" y alto grado de autonomía. Nuestra determinación de salvaguardar la soberanía nacional, los intereses de seguridad y de desarrollo y defender la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong es inquebrantable. La Declaración Conjunta sino-británica es un documento importante entre China y el Reino Unido sobre la recuperación de Hong Kong por parte de China y los arreglos de transición relacionados, y se han cumplido cabalmente las disposiciones relacionadas a la parte británica. Ningún país u organización tiene derecho a interferir en los asuntos de Hong Kong con la Declaración Conjunta sino-británica.

Hemos notado que la parte estadounidense declaró en su intervención que Estados Unidos no busca conflictos con ningún otro país y espera una cooperación pacífica. Sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo, estamos dispuestos a resolver las diferencias a través del diálogo con los EE. UU., buscar beneficios mutuos y ganar para todos, y promover conjuntamente las relaciones sino-estadounidenses basadas en la coordinación, la cooperación y la estabilidad. Esto no sólo es del interés común de ambas partes, sino también de las expectativas generales de la comunidad internacional.

Para sus Amigos
  Imprimir